Medicina Integrativa

Biomagnetismo - Terapia Neural - Sueroterapia - Antienvejecimiento - Terapia de Quelación - Homotoxicología - Kinesiología Aplicada- Craneoacupuntura

Ver más

Brinda a tu organismo equilibrio y salud.

Ozonoterapia - Iridiología - Medicina Ortomolecular Aplicada - Medicina Funcional.

Ver más

Dra. Lorena Álvarez González

Experiencia y Conocimiento - Diplomado en Medicina Integrativa - Diplomado en Acupuntura, Moxibustion y Terapia Neural - Diplomado en Homotoxicología - Diplomado en Medicina Funcional, Naturopatía y Kinesiología Aplicada.

Ver más

Biomagnetismo en Bogotá, Colombia - Especialista en Biomagnetismo

Documento sin título

Biomagnetismo - ¿Qué es el biomagnetismo?

Agosto 19, 2015 | Articulo por Lorena Alvarez Gonzalez | Archivado bajo Biomagnetismo

La terapia magnética es un tratamiento por medio de la aplicación de campos magnéticos (imanes) en forma local o general, su uso puede ser curativo o preventivo y principalmente se emplea para aliviar dolores. La teoría básica es el uso de ondas magnéticas que atraviesan los tejidos, estas llegan a nuestros órganos internos y a nuestro sistema circulatorio, equilibrando la energía general del cuerpo y logrando una activación de las funciones orgánicas naturales de este. Tiene la ventaja de ser auto aplicable, no invasiva y sin efectos secundarios. Se ha observado que mediante la terapia magnética muchas personas encuentran una solución a dolencias que no habían podido sanar por largo tiempo, adicionalmente se logra regular el metabolismo del organismo así como el potencial de hidrógeno (PH).

El Biomagnetismo demuestra que aplicando imanes de una determinada fuerza y polaridad en puntos específicos del cuerpo, se consigue exterminar en tiempo breve, virus, bacterias, hongos o parásitos, que son causa de la mayoría de las enfermedades graves del hombre, incluso algunas en las que la medicina oficial no siempre reconoce una etiología microbiana como la diabetes, el cáncer, la artritis y otras.
Los que hemos tenido la fortuna de presenciar los resultados del Biomagnetismo, podemos testimoniar que en pocas sesiones, un gran porcentaje de pacientes experimentan rápidas y notables mejorías, que no se dan comúnmente con otros tratamientos.
Esto se debe principalmente al aniquilamiento de los escurridizos virus, que como sabemos son de muy difícil tratamiento para la medicina convencional, que sólo tiene éxito exterminando bacterias por medio de antibióticos.

¿ Qué es el biomagnetismo médico?

Consiste en el reconocimiento de puntos de energía alterados en nuestro organismo y que en su conjunto están dando origen a una enfermedad o malestar de curso agudo o crónico.

Este reconocimiento se efectúa mediante la utilización de imanes pasivos ( no electrificados ni conectados a máquinas electrónicas), que se aplican en diversas zonas del cuerpo como efectuando un rastreo o escáner biomagnético.

Una vez reconocidos y confirmadas las zonas que están alteradas en su potencial energético ( y que corresponden con órganos y tejidos que están sufriendo la distorsión),

el terapeuta aplica un conjunto de imanes en esos puntos por un tiempo que fluctúa entre 10 y 15 minutos por cada uno y generalmente se aplican en forma simultánea.

¿Qué es el Par Biomagnético?

Podríamos graficarlo como la existencia en el cuerpo de puntos específicos que van hermanados y presentando polaridades magnéticas contrarias, Norte y Sur como en un imán común. Al igual que en el caso de los puntos de acupuntura, la ubicación de estos pares biomagnéticos están ya definidos en un mapa del cuerpo.
Con el transcurso del tiempo se fueron descubriendo nuevos pares hasta llegar hoy a una cifra cercana a los 250 pares.
Lo sorprendente es el descubrimiento de que cuando estos pares se desequilibran, en el polo sur de ellos se concentran focos de determinados virus (ya identificados por sus nombres) en un ambiente de pH ligeramente más ácido, mientras que en el polo norte se ubican ciertas bacterias también previamente identificadas, pero en un medio de pH algo más alcalino que en el resto de los tejidos.
Se logró determinar además que entre ambos focos de virus y bacterias se establece una comunicación a distancia, en forma de ondas electromagnéticas, en lo que se conoce como bioresonancia magnética, lo que permite la retroalimentación energética entre dichos microorganismos, los que se potencian en su virulencia y capacidad de resistencia frente a los anticuerpos del sistema inmune.
Cuando a través de un singular test se identifican los pares biomagnéticos desequilibrados e infectados, sobre los puntos correspondientes de estos pares, se colocan imanes de la misma polaridad y de una fuerza superior a los 1000 gauss, lo que produce una interrupción de la retroalimentación energética y simultáneamente se tiende a corregir el pH alterado. Esto redunda en el exterminio de los mencionados microorganismos que pierden su sustento energético.
Hay que destacar que el Biomagnetismo extermina con gran efectividad especialmente a los virus, lo que la medicina convencional hasta la fecha no consigue. Por su pequeñísimo tamaño y rapidez de reproducción el virus no soporta el impacto magnético que altera su ADN y produce un verdadero cortocircuito en su estructura electromagnética. Al liberarse de estos indeseables huéspedes el paciente experimenta substanciales mejorías.

¿ Cómo funciona el biomagnetismo?

Para responder a esta pregunta debemos recordar que todos los seres vivos nos mantenemos en estado de salud cuando existe un equilibrio energético en nuestros sistemas, órganos y tejidos; compuestos finalmente por una delicada y compleja estructura de células que están en constante intercambio de información entre ellas. A su vez las células requieren de un medio ambiente apto para mantenerse en buen funcionamiento y en esto tiene vital importancia el equilibrio iónico en ellas y su entorno. Esto es: de cargas positivas y negativas, dando finalmente un equilibrio entre las cargas ácidas y básicas o equilibrio de pH. El cuerpo humano se mantiene en salud siempre que su pH o acidez interna se mantenga en un rango de neutralidad cercano al valor 7. Ahora bien, cuando hay una noxa actuando, llámese virus, bacteria, tóxico, hongo, trauma, etc., debido a la "mortificación" del tejido afectado, se produce una alteración de su acidez o pH y las células involucradas se ven alteradas en su función, perjudicándose su buen funcionamiento, al tiempo que se va favoreciendo la mantención o la alimentación del " problema" ( bacteria, virus, hongo, parásito, etc). Es decir, la enfermedad o alteración de una parte del cuerpo necesita que se mantenga la distorción o desequilibrio entre cargas positivas o negativas para poder sobrevivir como problema. Si se corrige la alteración iónica, desaparece el problema. ya que se vuelve al punto de equilibrio. De esto último se encarga el biomagnetismo que gracias al efecto de su fuerza o energía de polaridad, la carga o polaridad magnética negativa es capaz de impactar a una carga similar patológica y al hacerla encontrarse con su similar inversa ( la positiva), anularlas hasta hacerlas de valor cero.

¿Cuáles son los beneficios?

Entre los principales beneficios se destaca el incremento de la circulación, energizando y oxigenando la sangre, lo que a su vez, estimula el proceso natural de sanación del cuerpo.
Su amplio rango de aplicaciones abarca tratamiento para la artritis, sanación de heridas, daños al sistema nervioso, síndrome del túnel carpiano, dolores por fracturas y las tan comunes y molestas jaquecas; fibromialgia y en el desorden del déficit atencional, inclusive esta terapia ha sido exitosa tratando los síntomas del stress, pero por sobre todos los estudios específicos, no cabe ninguna duda en su efectividad para aliviar los dolores.

¿Cómo alivian el dolor los Imanes?

Los vasos capilares son la clave para entender cómo los imanes alivian el dolor.
Los capilares son los reguladores del flujo sanguíneo en todo el cuerpo, siendo estos las extensiones más pequeñas de los vasos sanguíneos, poseen tan finísimas paredes que el oxígeno y la glucosa pueden atravesarlas y llegar hasta las células, al igual que los gases respiratorios, los nutrientes y el resto de las sustancias que transporta la sangre.
Asimismo los productos de desecho como el dióxido de carbono, pueden regresar a la sangre para ser eliminados del organismo.
El fino tejido sanguíneo se conforma dependiendo de la cantidad de vasos capilares que estén fluyendo; cuando se relajan sus paredes permiten que la sangre fluya más libremente. Al aplicar un campo magnético a nuestra estructura muscular, esta se relaja, logrando así una notable mejora en la circulación sanguínea.
Esto nos ayuda a calmar el dolor intensificación del metabolismo no sólo elimina el dolor, sino que también estimula al cuerpo en su proceso natural de sanación en forma más rápida, puesto que provee por medio de la aceleración en el intercambio de fluidos del tejido dañado, logrando así disminuir la inflamación.
Algunos elementos tales como el ácido láctico, que son los responsables mayormente del dolor y la inflamación, son drenados del sistema al hacer más eficientes los procesos vitales en el área afectada.
Es como si los procesos naturales del sistema repentinamente se hicieran más eficientes, como si todos los líquidos indeseados fueran limpiados de una sola vez con un chorro de agua.

Efectos producidos por los campos magnéticos

    - Aumenta el oxígeno en las células.
    - Reduce la retención de líquidos y gases.
    - Estimula y restaura el sueño profundo.
    - Combate la infección y ayuda a la curación biológica.
    - Reduce la inflamación.
    - Normaliza el balance ácido / base (PH).
    - Mitiga y quita el dolor.
    - Promueve la agudeza mental y el razonamiento.
    - Promueve el efecto de tranquilidad.
    - Reduce los depósitos de calcio y gasa en huesos y articulaciones.
    - Tiende a normalizar la presión sanguínea.
    - Ayuda a limpiar el colesterol y/o triglicéridos en arterias y venas.
    - Elimina los excesos de polaridad tendenciosa en el organismo generada por la influencia de las emisiones electromagnéticas de aparatos electrodomésticos (transformadores, TV, cableados, hornos de microondas, celulares, etc.) los cuales emiten solamente polo (+) alterando los niveles de pH y energéticos normales lo cual puede traer y mantener enfermedades sobre todo infecciosas. Al ser estabilizados los niveles de pH, se facilita la actuación de los anticuerpos naturales del organismo (linfocitos) ayudando a que la enfermedad principal sea controlada en su totalidad

¿ Qué puede curar el Biomagnetismo?

En teoría puede ejercer un efecto de corrección sobre todas las distorsiones energéticas que se alberguen en un organismo enfermo, cualquiera sea su origen. No obstante la curación absoluta sólo será posible cuando dicha distorción energética no haya causado un daño estructural ( celular) irreversible y cuando la capacidad de reparación no haya sido abolida por efecto del agente causal o la droga aplicada previamente para intentar el control de la enfermedad.

¿ Se puede utilizar junto a otras terapias?

El Biomagnetismo es compatible con cualquier otra forma de terapia de tipo energético, es decir pude utilizarse en conjunto con homeopatía, flores de Bach, Reiki, bioenergética, etc. También puede utilizarse en conjunto con tratamientos alopáticos tradicionales siempre y cuando se justifique su uso y no se disponga de otra alternativa. Sin embargo es frecuente que una vez comenzado el tratamiento con Biomagnetismo las dosis de remedios previos sean disminuidas gradualmente, incluso por el médico tratante convencional. Ocurre esto por ejemplo en pacientes diabéticos, insulinodependientes. Una vez que los controles de glicemia indican que ésta va disminuyendo "espontáneamente" es dable esperar que el médico diabetólogo recomiende a su paciente la disminución de insulina de acuerdo a un programa establecido. Lo mismo puede ocurrir con pacientes con inmunodeficiencia, o VIH positivos, cuando después de instaurada la terapia con Biomagnetismo manifiestan una mejora notable en su condición y pueden comenzar a modular las dosis de los fármacos que tomaban antes de la terapia biomagnética. Esto es así en muchas otras enfermedades. Lo importante es que el paciente mantenga un contacto fluido con su médico tratante y en conjunto con él logren establecer el mejor camino para la recuperación de la salud.

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento?

Ningún paciente es igual a otro ante una misma enfermedad o cuadro sindromático. Influye en esto la edad, el estado nutricional, la carga tóxica previa, el tiempo de evolución de la enfermedad, los remedios recibidos previamente, las lesiones que ya están instauradas en el cuerpo, etc. Sin embargo desde la primera o segunda sesión el enfermo ya comienza notar cambios positivos en su salud. En promedio para casos crónicos pueden requerirse 4 o 5 tratamientos, pero el número real lo determinará el mismo paciente.

¿Me puedo enfermar de lo mismo nuevamente?

Los tratamientos con medicinas no convencionales conllevan una toma de conciencia real del papel que le corresponde al enfermo en su proceso de curación. Y si el paciente se compromete con ello, la lógica indica que no debería enfermar de los mismo o en forma tan grave, pues ya sabrá reconocer que tiene que hacer para evitar enfermar. Cuando un enfermo crónico que ha arrastrado la cruz de una enfermedad por mucho tiempo es aliviado de ella, el sentido común le indicará que debe evitar aquellos factores que le hicieron enfermar.

Imagenes

Trayectoria

18 años de trayectoria.
Visión integral de la Medicina. Especialista en Biomagnetismo. Medicina Ortomolecular Aplicada. Sueroterapias. Terapia Neural. Antienvejecimiento. Homotoxicología. Kinesiología Aplicada. Craneoacupuntura. Ozonoterapia. Nutrición Biológica. Medicina Funcional.

Nosotros

Dra. Lorena Alvarez Gonzalez Ver más...






©Copyright Dra. Lorena Alvarez Gonzalez
Designed by ARTES DIGITALES

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player